Australia 2006, surge Deus ex Machina con algunas motocicletas cuidadosamente personalizadas y una idea pintoresca de que »hacer algo es más divertido que solo poseer algo».

Deus ex Machina se considera algo más grande que una marca, es una cultura, y prueba de ello es que a lo largo de estos años la marca ha dejado huella mundialmente.

Deus («day-us») no se propuso solo para vender piezas personalizadas y motocicletas hechas a mano, sino para crear una cultura donde predominara la creatividad. La sala de exposición / cafetería / sede de Deus en Sídney se convirtió inmediatamente en un santuario para el ingenio y el arte industrial callejero.

Deus Ex Machina es todo, motociclismo, surf, skate, lo que sea… la marca australiana simplemente respeta la honestidad y el disfrute de la máquina. La educación inclusiva, la autenticidad y el entusiasmo es un lanzamiento simple y sincero que ha alado a la marca en todo el mundo. Para Deus simplemente no existe una «forma correcta» de hacer el individualismo, si no que todo es el mismo jugo.

Desde que abrió las puertas en Camperdown, Deus Ex Machina ha extendido su propio sabor de posmodernismo internamente combustible en todo el mundo.

En Strap damos la bienvenida a la marca y a su nueva colección con los brazos bien abiertos, ya que al igual que Deus apostamos por la creación de una cultura y una tienda con alma propia.