About

“Convierte tu pasión en tu profesión y no tendrás que trabajar nunca”. Pocas frases hay tan acertadas para describir el espíritu de Strap. Espíritu forjado a lo largo de los años con mucha dedicación y esfuerzo, y que implicó la formación de un equipo humano con un increíble nivel de compromiso. Con el paso de los años Strap se convirtió en sinónimo de familia. No sólo porque cada uno de sus componentes se volvió imprescindible e insustituible, sino porque su ambiente  transmite cercanía, confianza y, desde luego, ganas de repetir experiencia. Quien entra en Strap no lo hace sólo una vez. Eso es así.

La historia de Strap comienza en una suerte de private showroom en la habitación de invitados de una casa familiar en Torrent, un pueblo próximo a Valencia.  A este embrión le siguieron dos años frenéticos en los que el pequeño local superaba con creces el aforo permitido, tanto en cajas de zapatillas, como en clientes y expectativas. La localidad del Túria no sería una key city en el sentido estricto del marketing, pero le dio las llaves de la ciudad para que se convirtiera en el educador, consejero y guía espiritual de aquellos con amor incipiente o muy arraigado por la cultura del street style.

Y Strap conquistó la city. En 2008 inauguró su primer espacio, el número 6 en Gascó Oliag, para continuar con el 21 en 2010. Pasos que la consolidaron como un punto clave en la capital; apostando siempre por la exclusividad, el diseño y una atención súper personalizada que han afianzado una clientela siempre ávida de sus lanzamientos. Con marcas referente como The North Face, Stussy, Huf, Carhartt, Lacoste, además de otras tan potentes como Adidas, Nike, Converse, Puma, Vans o Reebok.

En 2014, Strap asume un nuevo reto: abrir la primera tienda de street wear  sólo para mujer en España. Así nace For the ladies by Strap (FTL by Strap).  Un enclave especializado en ropa y sneakers  para ellas que pronto conquista al público femenino más exigente y cuyo nombre propio se ha ido consolidando temporada tras temporada.

¿Que cuál es la clave del éxito de Strap? Saber mimar a un público heterogéneo, representante de varios estilos y adelantarse a sus necesidades. Saber qué van a querer, cómo y cuándo. Porque si algo la define  es su posición en la vanguardia del diseño. Esto le permitió el gran salto cualitativo al número 33 de Blasco Ibáñez, creando así un gran bastión del street style en una de las arterias principales de Valencia. Un moderno espacio que no sólo unificó los antiguos 6 y 21, sino que  también permitió, en 2018, la integración de FTL.  Un proyecto exigente que afianza  y reconoce a Strap como imprescindible a nivel nacional y que demuestra que, si te mueve la pasión, el camino es pura emoción y el éxito imparable.

Deja una respuesta